HUMOR GOLFISTA (última actualización 15/SET/2014)

Gracias a Fernando Menéndez Behety por su aporte al buen humor.

         Largo, pero demuestra lo importante de la experiencia.
Un padre, su hijo, y su nieto fueron al club a jugar su vuelta semanal de  golf. Justo cuando estaban llegando al primer tee, una joven y espectacular  y le pide al trío si puede jugar con ellos. Naturalmente, todos aceptaron.
Sonriendo, la rubia les agradeció y les dijo," Miren muchachos, yo  trabajo  como bailarina en un bar top-less, así que ya nada me sorprende.
Si cualquiera de Uds. quiere fumar un cigarro, tomar cerveza, apostar, putear,  contar chistes verdes o hacer algo que harían normalmente cuando juegan juntos, adelante. Pero a mi me gusta jugar al golf y me considero bastante  buena jugadora, por lo que les pido que no me aconsejen ni me digan como  jugar mis tiros".
Con esto, lo hombres se relajaron y la invitaron a pegar primero.
Todos los ojos estaban apuntados al hermoso trasero de la rubia cuando  se  agachó a poner la bola en el tee. Entonces, agarró su driver y pegó 270 yardas al medio del fairway, justo enfrente del green.
El abuelo boquiabierto dijo"Eso fue sensacional!". La rubia guardó el  driver y dijo" No le pegué del todo bien, salió un poquito con fade".
Después que los tres hombres pegaron sus drives, y sus segundos tiros, la rubia agarró un hierro 8 y puso la bola a 2 metros de la bandera (era la que estaba mas cerca). El hijo dijo "qué bárbaro mujer, la jugaste perfecto!!" .
La rubia arrugó el entrecejo y dijo:" Fue un poco débil, pero aunque hubiera jugado un 7 suave hubiera sido mucho palo. Ahora tengo un putt bastante tramposito" . Entonces fue y la tocó fácilmente hacia el hoyo para conseguir el birdie.
Con el honor, la rubia pegó primero en el hoyo 2, la mató, y la bola aterrizó a 300 yardas clavada en el medio del fairway.
Por el resto de la ronda, la escultural rubia continuó sorprendiendo a los  muchachos, silenciosa y metódicamente consiguiendo par o menos en cada hoyo.
Cuando llegaron al green del 18 la rubia estaba 3 bajo el par y tenía un   putt de 4 metros en un green bastante ondulado para par. Después de  mirar la caída, se dio vuelta y le dijo a los tres muchachos: "Realmente quiero agradecerles por no actuar como una manga de chauvinistas contándome qué  palo usar o cómo jugar un tiro, pero necesito este putt para hacer 69 y   realmente quiero romper la barrera de los 70 en esta cancha.
Si alguno  de  Uds. me puede decir cómo hacer par en este hoyo, yo lo llevaría a mi departamento, lo bañaría en Johnnie Walker Blue Label, le cocinaría una  cena espectacular y le haría pasar un rato sensacional durante el resto de la noche." 
El nieto yuppie salta enseguida, mira la caída del putt de la rubia y finalmente le dice " Mi amor, apuntá 10cm a la derecha del hoyo y pegale  firme. Va a saltar por arriba de aquella lomita y caer justo hacia el hoyo".
El padre, con aires de superado, se arrodilló y calculó la caída usando su  putter como plomada. " No le hagas caso al chico, querida, apuntá 20 cm. a  la derecha y pegale no tan firme así cae solita después de la loma".
El abuelo con la cabeza totalmente cubierta de canas fue caminando lentamente hacia la pelota de la rubia, la levantó, se la dio y le dijo: "ESTA DADA BEBÉ!!"
La rubia sonrió y le dijo " Tu auto o el mío?"

 

         Ojo los días de lluvia...
Hoy me levanté temp
rano, me puse los calzoncillos largos, me vestí
lentamente, hice café, agarré mis palos de golf, me fui silenciosamente al
garaje, puse los palos en el coche, y procedí a sacar el coche del garaje
bajo una lluvia torrencial.
Estaba toda la calle inundada y el viento gélido soplaba a 100 kph.
Volví a entrar al coche en el garaje, puse la radio y me enteré de que el
mal tiempo iba a durar todo el día.
Entré de nuevo en mi casa, me desvestí silenciosamente y me deslicé dentro de la cama.
Despacito me acurruqué contra la espalda de mi mujer, y le susurré al oído:
-"El tiempo afuera está horrible".
Ella me contestó medio dormida:
- "Ya lo sé.... ¿Podés creer que el pelotudo de mi marido se fue a jugar al golf?."...

 

         El genio del vidrio
Una pareja estaba jugando al golf en un campo muy distinguido, rodeado de
bellísimas mansiones. En el tercer golpe, el marido le dice a la mujer:
Querida, ten cuidado al pegarle a la pelota, no sea que la mandes a una de esas
casas y rompas un vidrio. Va a costar una fortuna repararlo.
No alcanzó a terminar la frase cuando ella da un golpe y la pelota se va
directamente contra una ventana de la mejor casa.
Él le reprocha: Te dije que tuvieras cuidado. Vamos a ofrecer disculpas y ver
cuánto nos va a costar el arreglo.
Van hasta la casa, golpean y desde adentro una voz responde: Pueden entrar, la
puerta está sin llave.
Abren la puerta y ven todo el vidrio disperso por el piso, una botella rota
cerca de la mesa y a un hombre con aspecto distinguido sentado en un sillón que
les dice: ¿Ustedes son los que rompieron la ventana?
Sí -responde el marido con timidez- y lo sentimos mucho. Queremos pagar el daño.
De ninguna manera, soy yo el que debe agradecerles. Soy un genio que estuvo
preso en esa botella durante miles de años. Ustedes me liberaron.
Por eso puedo concederles tres deseos; les doy uno a cada uno y me guardo el
tercero para mí.
¡Qué bien! -dice el marido-, yo quiero un millón de dólares cada año, durante el
resto de mi vida.
No hay problema. Es lo menos que puedo hacer por mi libertador.
Yo quiero una casa en cada país del mundo -agrega ella.
Tu deseo está realizado.
¿Y cuál es tu deseo, Genio? -pregunta intrigado el marido.
Se toma unos segundos y dice el genio: Desde que quedé preso en esa botella,
hace miles de años, no tuve oportunidad de tener sexo. Mi deseo es acostarme con
tu mujer porque siempre soñé hacerlo con la primera mujer que viera.
Bueno, querida, nos ganamos un montón de dinero y todas esas casas.
No sé qué piensas tú, pero es una sola vez. Creo que no está pidiendo mucho.
La mujer asiente entusiasmada... -El tipo no está tan mal -pensó.
El Genio la lleva a un cuarto y pasa alrededor de tres horas con ella dándole
con todo. Al finalizar, mientras se visten, el Genio la mira y le pregunta:
Dime, tengo una curiosidad: ¿Cuántos años tiene tu marido?
Treinta y cinco - responde ella.
¿Y todavía cree en genios?
MORALEJA: "Los perros abren los ojos a los 15 días, pero los boludos, nunca"


El golfista
Trabajaba como un burro, toda la semana lo único que lo hacía feliz era saber que los sábados eran suyos. Como todos esos días, se levantó muy temprano, se puso la ropa correspondiente y, tratando de no hacer ruido para no despertar a su esposa, salió del dormitorio, bajo las escaleras, para luego tomar un desayuno rápido, subió a su auto y se dirigió al campo de golf encendió la radio en el justo momento en que daban el reporte meteorológico: "Tormentas eléctricas y lluvias durante toda la mañana".
Una mueca de fastidio llenó su ilusionada cara y luego de pensarlo unos instantes, giró el vehículo y regresó a su casa. Guardó el auto en la cochera, subió al dormitorio, se sacó la ropa deportiva,  tratando de no hacer ruido, para luego deslizarse entre las sábanas hasta quedar pegado  a la espalda de su esposa y susurrarle muy dulcemente, "amor, hay una tormenta terrible"....
Y ella con la voz más sensual, le respondió: "Y el boludo de mi marido, jugando al golf...."

Las mujeres y el golf
Dos mujeres salieron a la cancha para su habitual ronda de golf. La primera mujer pego desde el tee del primer hoyo. Hizo su swing y miro la bola, que hizo un ángulo de 90 grados, terrible gancho.
Voló 30 yardas, pegó en un árbol, paso un camino, pegó en una casa y finalmente termina en el medio del fairway.
"Hey!" le dice su amiga, mirándola con enojo, "Porque no me dijiste que estuviste practicando?"

Dios y San Pedro
Estaban Dios y San Pedro un día observando un golfista pecador y Dios le dice a San Pedro:
Mira como lo voy a castigar. Y en eso, el golfista, que andaba sólo, hace el golpe de salida en un hoyo par 5 y cae en green.
San Pedro le pregunta a Dios “Pero Dios, ¿No lo ibas a castigar?”
Y Dios le responde “Espera a que lo cuente para ver quien se lo va a creer....”

La pecera
Un señor se encuentra en el living de su casa, practicando aproachs elevados con su sand-wedge desde una alfombra, mientras la mucama está limpiando. Primer tiro y la pelota que cae en una pequeña pecera que hay sobre un estante. Segundo tiro y pluc!!! a la pecera.
Tercer tiro, igual. La mucama lo mira y asombrada le dice:
-Señor, qué buena puntería!!!
A lo que el golfista responde: Cállese, hace tres tiros que no puedo pasar la laguna.....

Engaño fatal
-Che Daniel, ¿qué te pasa que te noto tan desconcentrado? erraste dos puts de 30 cm.; hiciste una papa en la salida del hoyo tres y ahora que te toca jugar te veo mirando los pajaritos...
- Lo mío es terrible Fernando, ni te imaginás lo que me pasó...
- Contame, descargate... si no ¿para qué están los amigos?
- Me separé de Isabel. Así no más, de un día para otro...
- ¿Qué? No entiendo nada... ¿de tu esposa?
- Si, me enteré que me engañaba, en realidad supe después de mucho tiempo que era ''operado''
- ¿Cómo ''operado''? ¿Querrás decir ''operada''?
- No... lo que te digo es así, ella era un travesti operado...
- No lo puedo creer... ni me imagino cómo te sentirás... debe ser algo imposible, encima con casi 20 años de casados...
- Eso... eso... ¿te dás cuenta al final? 20 años de puro engaño... 20 años saliendo del tee de damas...

Primera Clase
En su primera clase de golf, el profesor explica al alumno las bases del golf, y a continuación le lleva al campo y le dice:
- ¿Ves aquella bandera allá al fondo?
- Si
- Pues intenta darle con este palo a esta pelota e intenta que la bola quede lo más cerca posible del agujero que está en la bandera.
El alumno coge el palo como buenamente puede, pega a la bola, y la deja a 3 cm. del hoyo.
A esto que el profesor responde:
- ¡¡mierda!! ¡¡SI CASI LA METES!!
A lo que el novato responde:
- ¿Pero no me habías dicho que había que dejarla LO MÁS CERCA POSIBLE?

Náufrago
Erase una vez un náufrago que estuvo en una isla durante un año. Una mañana estaba sentado en la playa cuando ve acercarse un yate. Desesperado empieza a hacer señas y del mismo baja un gomón que rápidamente se acerca a la playa. En eso se baja una rubia infartante.
Azorado el náufrago le cuenta su historia y ella le dice que estaba perdida que a cambio de guiarla le ofrece llevarla con él. Una vez subidos al yate la mujer le ofrece tomar un refresco.
- ¡Oh, un refresco! hace un año que no bebo algo dulce. Sos espectacular.
Ella le dice pero querrás comer algo. Puedo ofrecerte un rico jamón serrano con una linda picada.
- ¡Oh, jamón serrano!. No lo puedo creer. Sos espectacular.
- Además querrás tomar un baño. Puedes usar el camarote allí encontrarás sales de baño, gel para el cuerpo.
- No lo puedo creer, sos espectacular.
- Querrás además afeitarte.
- Oh, hojas de afeitar, sos espectacular.
Después de todo eso ella se acerca a él y comienza a desprenderse el vestido, insinuante le dice:
- Que te parece si jugamos un ratito!
- Oh, exclama él. Sos espectacular, no me digas que trajiste los palos.

Segundas nupcias
Un marido le pregunta a su esposa:
"Si yo me muero antes, te casarías de nuevo?
"Por supuesto," respondió ella.
"No lo traerías a nuestra casa,no?
"Por supuesto que si", es una casa perfecta y muy linda.
"No lo dejarías dormir en nuestra cama?
"Bueno, sino tendría que ir a comprar una nueva!"
"Por lo menos no le dejarías usar mis palos de golf!" "No, el es zurdo!"

Tacaño
Un jugador muy tacaño, muy amarrado con el dinero, no compraba ni lo más mínimo.
Llevaba los zapatos en el carro para no tener que entrar al club y consumir; siempre estaba molesto por el costo de caddie, del valor del green fee, etc. Cuando llega al tee del hoyo uno le pregunta al cadie, un joven que apenas se inicia en el "arte" de cargar los palos de golf,  un caddie clasificado como de "tercera categoría". “Joven, usted es bueno para encontrar las bolas?”
El joven muy orgulloso le contesta “¡si señor!”
El jugador le dice muy serio:
”Muy bien joven, vaya a buscar unas bolas para que podamos salir a jugar”

Pecado
Después de ir a la iglesia un domingo, uno de los fieles se acerca al padre y le pregunta:
"Padre, es pecado jugar al golf los domingos?
"Hijo," dijo el cura, poniendo su mano en el hombro del muchacho "Yo te he visto jugar al golf, es un pecado cualquier día"

El gritón
Era una soleada mañana de domingo y Juan esta por empezar su rutina de tiro.
Estaba mirando adonde tirar cuando escucho del altavoz, "Por favor el hombre que esta en el tee de damas salga desde el tee de caballeros”. Juan estaba profundamente concentrado en su preparación y no se perturbo por el anuncio. Otra vez se escucho: "Pedimos que el hombre que esta en el tee de damas se retrase y salga desde el tee de caballeros" Juan ya había escuchado demasiado y grito "Pueden callarse por favor los del clubhouse y dejarme jugar mi segundo tiro!"

Gancho infernal
Juan salió del tee del 1 y pegó un horrible gancho, que paso por arriba del techo del clubhouse.
Decidió que no valía la pena ir a buscarla y tiró otra pelota.
Cuando estaba dando la vuelta en el nueve, un amigo viene corriendo del clubhouse y le grita "Juan, espera!"
"Si, que pasa?"
"Viste lo que paso con la pelota que tiraste en el tee del 1?"
"Bueno, pegue un gancho por arriba del techo del clubhouse pero después no se lo que paso"
"Dejame que te cuente, esa bola le pegó al vidrio de una camioneta, esta perdió el control y chocó contra un autobus escolar. El colectivo volcó y estalló en llamas! Tres chicos están agonizando en el hospital!"
"Dios mío!! Que debería hacer?"
"Bueno, yo pienso que solo tendrías que abrir un poquito la cara del palo..."

Pelotas de golf
Un golfista, al terminar su ronda de golf, se da cuenta de que su coche se ha roto y decide volver a casa en autobús. Se sienta al fondo del autobús, con sus bolsillos llenos de bolas de golf, al lado de una ancianita. La ancianita le miraba fijamente a sus hinchados bolsillos con expresión de duda.
Finalmente, después de muchas miradas él la dijo, "Son pelotas de golf".
Ella rápidamente le contesto, "¿Y duelen tanto como el codo de tenista?".

Suegra
Un golfista a su compañero:
-Estoy deseando dar éste golpe. Mi suegra me está mirando desde el porche de la casa club!".
-¡No seas ridículo! Está a más de 300 metros. Es casi imposible que la des desde aquí.

Tres amigos
Están tres amigos hablando (los llamaremos 1, 2, y 3):
1: He conocido un deporte nuevo muy interesante que se llama GOLF.
2: ¿Cómo se juega?
1: Se juega con un palo, pelotas y un agujero.
2: Ok, yo pongo el palo.
1: Yo pongo las pelotas.
3: Yo no juego.

La Doctora
Una mujer salió del tee del dos, y vio con horror como la pelota se dirigió directamente hacia unos hombres que jugaban en el siguiente hoyo. La pelota golpeo a uno de los hombres quien de inmediato junto ambas manos en su entrepierna, y cayo al suelo rodando "agonizante".
La mujer corrió hasta donde estaba el hombre e inmediatamente comenzó a pedir disculpas, le explico que era doctora y le ofreció su ayuda para eliminar el dolor.
- Por favor, déjeme ayudarlo. Soy doctora y se como quitarle el dolor si usted me lo permite.
- "Ouch, auuuu, noooo. Estaré bien... el dolor se me pasara en unos minutos.
Contesto el hombre mientras permanecía en posición fetal tirado en el césped y con las
manos en su entrepierna. Ella insistió hasta que finalmente el le permitió ayudarlo; ella gentilmente le separo las manos y lo acostó a su lado, le desabrocho los pantalones, puso sus manos dentro y comenzó a masajear.
¿Se siente bien? -preguntó la dama-
!Me siento fantástico! -contestó el hombre-, pero el dedo me sigue doliendo...

Golf Celestial
Estaban Moisés, Jesús y un viejito jugando golf. Llegan a un hoyo muy difícil porque estaba un lago en el medio.
Empieza Moisés y tira, la pelota viaja y cae exactamente en el lago y se hunde. Entonces Moisés camina hasta el lago y levanta el palo de golf, hace que se abran las aguas del lago, baja hacia donde había quedado la bola y de un golpe la saca del fondo. Luego con otro tiro la mete en el hoyo. La gente le aplaude emocionada!.
Después, tira Jesús. La pelota viaja otra vez y va caer en el lago, pero se detiene y queda suspendida sobre el agua. Entonces Jesús camina sobre las aguas y con un golpe preciso manda la pelota hasta el hoyo.
La gente lo vitorea emocionada. Por último, tira el viejito. La pelota va otra vez hacia el lago, y cae en él y se va hasta el fondo. De repente, sale del agua un pez con la pelota en la boca y en ese momento pasa un águila y lo pesca en pleno vuelo. El águila se aleja en el cielo con el pez en el pico y entonces una nube negra aparece y sale un rayo que cae sobre el ave y la mata.
Esta suelta al pez, el pez suelta la pelota... y la pelota cae exactamente en el hoyo!
Es la locura en el campo!, la gente aplaude enloquecida!! Todos felicitan al viejito!!
Jesús se acerca al viejito y le dice:
- Caray papá, se te fue la mano

Dos amigos
Dos amigos están jugando al golf cuando uno de ellos le pega con la pelota a otro jugador en el otro extremo del campo. Cuando se acercan, ven que este hombre esta muerto, con la pelota incrustada en su nuca y la cabeza cubierta de sangre.
- Dios mío! Y ahora que hago?
Y el amigo contesta:
- Declararla injugable

El peor día
Un jugador de golf dice con pena:
- Este fue el peor juego de mi vida.
El caddie, pregunta:
- ¿Quiere decir que usted ha jugado antes, señor?

Caddie
Golfista: ¿Le gusta mi juego?
Caddie: Muy bueno, señor, pero la verdad es que personalmente prefiero el golf.

Desorientado
Un principiante se pone a jugar golf y se pierde en la mitad del campo de juego.
Para su suerte encuentra a una mujer delante de él y le pide que lo oriente.
- Mire señor, usted se encuentra un hoyo detrás mío, como yo estoy en el 6, usted se encuentra en el 5.
- Muchas gracias señorita.
Y el tipo sigue jugando feliz de la vida.
El tipo se pierde una vez más y para su suerte se encuentra con la misma mujer.
- Señorita, disculpe que tenga que molestarla de nuevo, pero me volví a perder ¿me puede decir donde estoy?
- Usted sigue estando un hoyo detrás mío y como yo estoy en el hoyo 8 usted está en el 7.
El tipo se disculpa, le da las gracias y sigue jugando. Una vez finalizado el juego, se encuentran en el Club House y en señal de agradecimiento el hombre le invita a un trago.
“¿A que se dedica Ud?” le pregunta para romper el hielo.
- No me atrevo a contarle ya que a todos los hombres que les cuento, se burlan de mí.
- Tiene mi palabra de que no me reiré de Ud.
- Yo vendo tampones.
El tipo se ríe tan fuerte que llama la atención de todos los comensales.
- Perdone que me cause tanta gracia pero yo vendo papel higiénico y por lo visto sigo estando un hoyo detrás del suyo.

Cortito

Ud. juega golf ?
No, el golf más bien juega con migo.